diumenge, 28 d’octubre de 2012


Bueno chicos última salida de la temporada y como siempre buen día rodeados de buenos compañeros y últimos puntos para disputar las clasificaciones de los distintos campeonatos, los cuales han quedado así:
                                        Regularidad - Juan Llavero y J.C.Herrera 31 puntos
                                                            Jose Pedraza y Jose Lobato 30 puntos
                                         Montaña - 1º - Jose Lobato 320 puntos
                                                         2º- J.Carlos Herrera 301 puntos
                                                         3º - Juan del Moral 296 puntos
Todo esto ha estado bien pero lo realmente importante son esos momentos que hemos pasado juntos disfrutando de este deporte que tanto nos gusta, solo espero que cada vez sea más grande la lista que tengo que rellenar cada domingo anotando los puntos. Muchas gracias a todos por ser como sois, no cambieis nunca. Un saludo

dissabte, 13 d’octubre de 2012


         SANT JOAN D´ESPI – MONTSERRAT 2012 
                                                                                                                              
Un año más, volvemos a juntarnos un buen número de bikers para hacer La Travessa Sant Joan Despí-Montserrat. Esta pedalada del pueblo vecino, tiene muchos seguidores dentro de nuestro club, y prácticamente significa el final de temporada, alo que pedaladas se refiere. Por eso, nuevamente nos vemos representados por 17 kamikaces en busca de la gloria. 
A las 7 de la mañana nos juntamos un buen número de ellos en la parada del tranvía de Sant Feliu, casi todos con los dorsales ya bien colocados. Allí ya tuvimos nuestra primera sorpresa, ya que nuestros compañeros Peque y Miguel fueron a desearnos suerte. 
No dirigimos a la salida, donde nos juntaríamos con el resto del grupo. Ya estamos todos, bien colocados en segunda línea de parrilla. Ahí van los valientes:
Carlos, Juan, Toño, Marco, Manuel, Jose, Manel, Pino, Isidro, Oscar, T. Montilla, David, Cuñao de David, Ferran, Jaume, Javi y yo.
Con algo más de media hora por delante para comenzar, observamos como se va llenando la rambla, y de golpe, plas! se cae el arco inflable que marca el punto de inicio. Hay un poco de cachondeo, y al final la organización decide retirarlo, lo que ocasiona una avalancha de ciclistas buscando una mejor posición, que hace que tengamos que adelantar nuestra ubicación, si no saldríamos muy atrás. Es un momento crítico, ya que estamos completamente rodeados. Los que han cogido la carretera de la izquierda ahora son los que mejor colocados están. No ha servido de mucho madrugar. Como apunte personal, no se si sería posible poner unos chips de control, ya que evitaría estos follones, y premiaría al madrugador.
Se da la salida, y como era de esperar, los primeros metros los hacemos andando, un pequeño contratiempo para aquellos de nosotros que hemos planteado este reto con el objetivo de mejorar la posición final del año anterior. Nada mas cruzar un puente y entrar en la zona paralela al río Llobregat, comenzamos a apretar el ritmo y ganar posiciones. Juan y yo vamos juntos, y por delante Marco, Toño y Carlos. Este último llegó a liderar la prueba, que grande nuestro fichaje. Increíblemente, no soy capaz de ver a este trío. Estas son las consecuencias de la salida. Pero con Juan al lado, se que poco a poco iremos dándoles alcance. De repente, me adelanta un biker con un ritmo demoledor, y no dudo en cogerle la rueda. Que ritmo!!! Juan se queda un poco, y yo, detrás de esa rueda consigo dar alcance a Marco en el km 5. Le ofrezco mi rueda, pero se va tan rápido, que si no enganchas, ya la has perdido. Comienzo a ver a Toño, y decido dejar esa rueda y comenzar a regular. He avanzado mucho y no quiero que este esfuerzo me pase factura. En eso llega otra agradable sorpresa, varios miembros del club que no participan en la pedalada y que han salido a hacer su rutilla de los domingos, se han posicionado a la altura de Papiol para darnos ánimos. Sois geniales chicos. 
Cuando comienzan las primeras subidas, y las piernas tienen que coger su temperatura, Juan ya está otra vez conmigo, y nos juntamos con Toño. Pero el ritmo de Juan tiene un punto más que el nuestro, y así nos quedamos Toño y yo solos. Para Toño es la primera Travessa, y decido quedarme con él para irle informando de las adversidades del camino. El primer avituallamiento lo hacemos a lo pro, sin parar, pero la amabilidad de la gente que allí se encuentra, posicionándose a pie de camino, hace que pillemos un plátano. Comienzan las primeras rampas con un desnivel considerable, y observo que Toño no va fino. En esta parte del recorrido nos están adelantando muchos bikers, y no podemos evitar el comentario de que este año hay mucho nivel, y la gente está entrenada. Sabiendo que el punto débil de Toño es la cabeza, le tranquilizo diciéndole que “tranquilo que esto es muy largo, y en la subida de Montserrat caerán muchos”. No se lo acaba de creer, pero mantiene bien el ritmo, solo quedándose un poco en las subidas más duras. Segundo avituallamiento. Toño no para, pero yo me acerco a la mesa sin bajarme de la bici, y cojo 2 plátanos, uno para mi y otro pa Toño, que al verme parar me grita que le pille uno. 
Seguimos a raja tabla el ritmo, pese a que siguen pasándonos algunos bikers. Llegando a Olesa está la zona nueva de la prueba, y menuda zona. Varias rampas consecutivas de gran desnivel que hacen que me separe de Toño. No puedo hacer nada, hay que sobrevivir como se pueda. Al comenzar a bajar hacía la Puda, veo a Toño no muy lejos, y y entonces me dedico a disfrutar de la bajada. En el avituallamiento de la Puda, aprovecho para cambiar bidones y beber agua. Nos volvemos a rejuntar Toño y yo, y tiramos juntos hasta Monistrol. Vamos solos. No observamos a nadie por delante, ni a nadie por detrás. No nos chuscamos, y aprovechamos el tramo de río para coger fuerzas. Aviso a Toño que a partir de Monistrol tocará bailar en solitario, ya que casi todo es subida, y cada uno debe llevar su ritmo. Son las 11 de la mañana y estamos en el avituallamiento de Monistrol. 2 vasos de acuarius y un pastelito y al ataque. Le he explicado lo mejor posible todo lo que se va a encontrar subiendo, y pasado el parking del cremallera, dejo atrás a Toño. Me encuentro bien, el ritmo es bueno, y poco a poco voy dando alcance a ciclistas que van por delante de mí. El año pasado había un chico de la organización que te decía la posición en la que ibas, pero paso ese punto y ahí no hay nadie. Tengo curiosidad. Para mi sorpresa, antes de llegar a un tramo de carretera, allí esta el de las posiciones, y me dice que voy el 86. No puedo esconder mi alegría, voy mucho mejor que el año pasado, que iba el 131 para acabar el 99. Que subidón!!!
Paso el último avituallamiento sin parar. Me queda un gel en el maillot, reservado para el final. Entramos en una urbanización, y se me pica un biker, que la ver que le paso, decide incrementar su ritmo y volver a pasarme. Me centro en seguirlo, y me olvido del gel, hasta que el femoral izquierdo me dice hasta ahí ha llegado. Que rábia!! Tengo que parar, intento estirar entre dolor, y entonces regresa a mi cabeza el gel. Para adentro. Camino 10 metros y ya noto mejoría. A la bici!! Poco a poco comienzo otra vez, y sin darme cuenta alcanzo un grupete que me habían pasado mientras yo sufría. Quedan aprox. 3 km. Ese gel es milagroso, y me permite incrementar el ritmo hasta el final. 
4 horas 5 minutos, estoy contentísimo. Veo a Juan y Carlos, que han llegado 5 y 12 minutos antes que yo. Bien posicionados, esperamos al resto del grupo. Llega Toño 5 minutos detrás de mí, con un subidón considerable. Me cuenta, que la comenzar a subir desde Monistrol, y ver como iban cayendo los ciclistas se ha venido arriba y ha comenzado su remontada. Llegan Marco y Manuel, 4h 20 y ya comienzan los gritos de SPRINT BIKE!!! Mientras pasa el tiempo, observamos la clasificación, donde Carlos termina 47, Juan 61, yo 78 y Toño 88. Estamos en el top 100. Llega Ferran, 4h 33, luego Oscar (que campeón, su evolución es increíble) con Toni, en 4h 35. Manel detrás de ellos a unos minutitos, 4h 41. Bajando de las 5 horas llega Lobato, 4h 56, muy contento también. Estando en meta, me reencuentro con algunos conocidos, y de paso, conozco al Jefeboard de Btteros. Un placer, y enhorabuena por esas 5h y poco.
En 5h 30 llega Isidro, algo tocado. Acto seguido, en 5h 32 llega Jose. Que alegría verle llegar. Nada mas verle la cara, ya se que viene enrampado hasta las cejas, pero ha conseguido llegar arriba y superar un reto que él lo veía imposible. Reconozco que me tocó la fibra.
En 5h 38 llegan David y su cuñao Jordi en 5h 41. Muy bien por los 2, y más viendo el estado del freno delantero de David. Que mal lo habrá pasado en las bajadas, donde él suele disfrutar de lo lindo. 5h 46 fue el tiempo de Jaume Jardí, acompañado de Javier del Cul Enrere. Solo nos falta uno. 
Juan y yo tenemos que marchar, que tenemos hora en un restaurante, y es dentro de éste donde nos informan que Pino llega en 6h 14. Bravo!!!
Todos los integrantes de este fenómeno club han llegado. No ha habido que lamentar ningún percance y creo que todos han terminado contentos con sus resultados.
Yo lo celebro comiendo un buen entrecot en una terraza con vistas a Montserrat, maravilloso.
Y aquí termina la historia. El año que viene más, porque lo de mejor es difícil, aunque con los integrantes de este club, cualquier cosa es posible.
Grande SPRINT BIKE!!.

divendres, 5 d’octubre de 2012


                   SELENIKA 2012

Domingo 30 de septiembre, día marcado en el calendario de muchos ya que se celebra ¨La Selenika¨ cursa exigente  la cual todos los integrantes del grupo tienen un interés especial en hacerla.                                                                                                        Habíamos quedado a las 5.45 para salir rumbo a Navarcles lugar en el que se celebra dicha cursa. Poco a poco van llegando los 16 miembros del club inscritos, decir que hubiesen sido más de no ser porque alguno se durmió y cuando quisieron las inscripciones ya estaban cerradas.                                                                                     Partimos y el comentario general de cómo encontraríamos el terreno ya que el día anterior estuvo lloviendo sin parar. Llegamos a Navarcles, el cielo algo nublado pero parece que no lloverá, nos preparamos y vamos a buscar los dorsales al lugar dispuesto por la organización, una vez todos con su dorsal es la hora de tomar un café y unas pastas, van pasando los minutos y cada vez está mas cerca la hora de la salida, poco a poco se va sintiendo ese cosquilleo en el estómago, típico cuando se va ha afrontar un reto como el de hoy, decir que eran 96 kilómetros, 2400 metros de desnivel acumulado lo que nos llevará ha estar sobre la bici entre 6 – 8 horas dependiendo de las condiciones físicas de cada uno. Minutos antes de las 8.00 llegamos al punto de salida , eran 1350 participantes y por los que veíamos delante estaríamos sobre un tercio del total, fotos para el recuerdo, risas y comentarios varios cuando oímos el ruido de ¨la traca¨ es el momento en el que comienza La Selenika 2012, se acabaron los nervios y es hora de mover esas piernas. Cada uno va cogiendo su ritmo  y poco a poco vamos perdiéndonos de vista, ahora adelanto yo ahora me adelantan, decir que fueron muchos más los que me adelantaron que no lo contrario. A los pocos kilómetros me voy dando cuenta de que no eran buenas las sensaciones que tenía sobre la bici pensé que con el paso de los kilómetros empezaría a coger mi ritmo, pero estaba equivocado, cada vez me costaba más, no tenía fuerza en las piernas y no cogía el ritmo de la respiración, cada vez sentía mas agobio ya que no le encontraba explicación a lo que me estaba pasando, donde vi que esto no tenía solución fue en un tramo de subida el cual tuve que hacer con el plato pequeño, tramo en el que la pendiente era mas bien poca, así que en el kilómetro 23 decidí que se había terminado La Selenika para mí. En este punto se encontraban otros dos participantes, que por avería tuvieron que retirarse, así que allí estábamos los tres esperando a que nos recogiese la organización y nos llevase al punto de llegada. Después de estar esperando casi una hora llega la furgoneta y es nuestra sorpresa cuando nos dice que solo puede llevar a dos bicis y dos personas, naturalmente fueron ellos los que subieron, con la bici estropeada, no tenían otro remedio, pregunto cómo se puede llegar a Navarcles y me dispongo a volver, sin conocer el camino y sin fuerzas en las piernas, después de 28 kilómetros y de haber preguntado dos veces llego a Navarcles. En la llegada me preguntan el motivo de mi abandono y creo que no me vio muy buena cara cuando después de darme el obsequio y los tikets de comida y diploma, me trajo algo de beber y de comer, otro síntoma que confirmaba que no era mi día. Cogí de nuevo la bici y fui a dejarla en la furgoneta y coger los bártulos para darme una ducha y ponerme ropa más cómoda. Mas recuperado me dispuse a ver llegar a los primeros, poco a poco fueron llegando y por las caras que veía noté que había sido un recorrido bastante exigente, no podía ser de otra manera que a parte de la distancia y el desnivel había que sumarle la dificultad del barro.                                                           Creo ver dos caras que me resultan conocidas, ¡hombre! Pero si son Juan y Porqueras que habían decidido retirarse pocos kilómetros después que yo debido a que se habían caído, comentando lo que nos había ocurrido a los tres se nos fue haciendo más corta la espera para que llegasen los demás compañeros.                                                                                          5.30 es el tiempo que llevaba la cursa y hacíamos cálculos de cuando empezaran a llegar los nuestros, móvil en mano para hacer la correspondiente foto, divisamos un Spriny Bike  Juan (quien iba a ser) el primero del club 5.55 en el reloj  ¡valla crack!  Sorprendido me pregunta por el motivo de mi abandono y me da ánimos quitando importancia al hecho, otro Sprint Bike Manuel Trapero 6.13 sorprendidos nos disponemos a felicitarle y escuchas sus impresiones, así poco a poco van llegando los demás Sprint Bike Antonio Bonilla 6.16, Sergio Cervera 6.29, Antonio Melero 6.45, Oscar Hiraldo 6.49, Marco Recio 7.10, Manuel Benitez 7.12, Jose Luis Lobato 7.57, Antonio Gonzalez 7.57, David Lopez 7.57, Joaquin Martin  7.57, Jaume Jardí  8.18 .Dos miembros de Btteros también hicieron la cursa, Sergio al que ya conocía e Ismael al que conocí allí, estuvieron en todo momento con nosotros y la verdad con gente así da gusto, muchas gracias a los dos.  Entre comentarios varios y risas muchas desfilaban para darse una merecida ducha y dábamos cuenta de esas cervezas dispuestas por la organización, la verdad es que no se cuantas fueron pero viendo la cantidad de vasos vacios, muchas, todas merecidas, jejejejejeje. Ya con el grupo al completo nos dirigimos a por la comida, cada uno bandeja en mano hacemos la correspondiente cola, nos sirven i ¡al ataque! Por lo que nos duró la comida en los platos creo que todos teníamos bastante hambre, jejejejeje. Llegó la hora de volver a St. Feliu con la satisfacción de haber terminado la cursa (bueno no todos, jejejejejeje)  Bueno chicos aquí se acaba esta crónica, me hubiese gustado poner mi nombre y mi tiempo pero nada no pudo ser. Gracias a todos por vuestras palabras de ánimo y prometo que la próxima si que si, esperando que el año que viene seamos más Sprint Bike los inscritos. Un saludo.

dilluns, 11 de juny de 2012

TRANSCATALUNYA 2012


Ha llegado el fin de semana más importante de la temporada. El reto de ir desde la Molina hasta Barcelona está aquí, ya no hay tiempo para entrenar más. Si lo hemos hecho bien lo veremos en las próximas horas. La aventura comienza el viernes, donde, en una cena improvisada, mi mujer y unos grandes amigos me obsequian con un casco nuevo y unas gafas nuevas. Que bonito, voy de estreno para el reto. A punto de cumplir 36 años estas cosas siguen llegándome. He descubierto, que ese mismo viernes era el cumpleaños de Manuel Jiménez, pronto sabréis quien es, y le felicito desde aquí.
Sabiendo que el sábado no dormiríamos mucho, me acuesto pronto para ir lo más descansado posible. Imagino que mis compañeros de ruta hacen lo mismo.
El sábado nos vamos para Barna, hay algo de nervios, pero se van calmando mientras vamos comentando cosillas junto a Marco y Sergio. El viaje se hace tranquilo y llegamos sin problemas. Retiramos las bicis y cada uno a su albergue para dejar las cosas, y bajar rápidamente a comer. Sergio está en otro albergue, donde ya mantiene un pequeño contacto con otros 2 bikers, Marc Brotos y Manuel Jiménez. Bajamos a comer. El bar el Brezo se esta viendo superado por la afluencia de bikers, y en un momento de despiste, vemos una mesa de 6 personas vacía, y les pedimos a Marc y Manu si no les importa compartir mesa, ya que ellos tienen preferencia. No hay problema, y los 5 nos disponemos a comer. Comienza una buena unión que nos llevará hasta Barcelona. Juntos disfrutamos de la comida, con chupitos de orujo incluidos. De la tarde relajados en un parquecito delante del albergue donde se hará el Brefing, del mismo Brefing hasta que nos despedimos para cenar y vernos a las 5 de la mañana en el punto de salida. Mientras ellos 3 disfrutan de una habitación individual, Marco y yo compartimos habitación con otros 2 bikers, pero con los que no llegamos a tener “feeling”.
En la cena no perdemos la oportunidad de ponernos hasta arriba de comida, hasta el punto de notarnos super inflados. Vamos a la habitación, últimos preparativos, y bajo para fumar el último cigarrito del día mientras hacemos las llamadas correspondientes a las parejas. Son las 10 de la noche y estoy en la cama, no me lo puedo creer.
A las 3h 30 suena el despertador, y Marco y yo nos ponemos en marcha. Hay mucha tranquilidad en el albergue. En poco tiempo estamos listos, bajamos al desayuno siendo los primeros en dejar los macutos en el camión que los bajará a Barcelona. Desayunamos, un cigarrito mientras firmamos en las listas de salida, donde se me acerca un biker y asustado me comenta “que haces fumando??” a lo que respondo con “es para los nervios” y acto seguido decide acompañarme él con otro cigarro. Recogemos las bicis montando los aparatejos, cuenta km, gps, bidones.
Ya fuera, nos juntamos con Sergio, Manuel y Marc y nos situamos en la salida. Con 346 bikers apuntados, es indiferente la colocación en ese punto. Últimos ajustes del gps, una foto y nos ponemos en marcha.
                                              
Quitando el grupo de Pros, el resto del pelotón es bastante consciente del reto que tienen delante y salimos muy tranquilos, disfrutando de la visibilidad de las luces que llevamos y esperando el km 8 donde comienza lo duro. Llegado este km, ya comienza a amanecer, y se puede observar a los primeros en pisar suelo ante la dureza de la subida. Nosotros vamos poco a poco pero conseguimos subir todos estos primeros repechos, donde se alcanza un 20% de desnivel en algún tramo. Marco lo tiene claro, y hay que reservar todo lo que pueda, y deja un pequeño espacio con nosotros. Hay que llegar al km 16 donde coronaremos Coll de Pal y allí nos volvemos a juntar. Arriba hace fresco, y los primeros kms de bajada por la carretera me dejan congelado, más aún siendo el punto de la ruta donde alcanzamos la velocidad punta más alta, 62´5 casi sin pestañear.
Tenemos por delante casi 14 kms de bajada y entramos en una pista con muchas piedras. Aquí el grupo se divide en 2, por un lado los saltapiedras, aquellos que vamos con bicis dobles, y los carbonos, que son los que van con rígidas de carbono, que sufren más bajando por esta zona más técnica. Aún así, la dureza de la pista nos pasa factura a todos, haciendo una parada para descansar esas manos doloridas del frío y frenar. Llegamos al primer punto de control que nos da un respiro y cargamos pilas. Primer punto conflictivo de la ruta pasado, vamos a por el segundo. Toca subir la Serra del Catllarás. Comenzamos con una ligera subida por carretera donde algunos grupos de bikers nos adelantan como si quisieran picarnos, pero les dejamos tirar, esto es muy largo y la montaña pone a cada uno en su sitio. A partir del km 33 comienza la verdadera subida de la serra, ya por pista ancha, que durará aproximadamente unos 11km con pendientes del 8/9. No son duras, pero al ser constantes y sin apenas descanso, va haciendo mella en los participantes. Ahí observamos que somos un grupo más subidor que bajador, y vamos adelantando posiciones, entre ellos los picaos de la carretera, que no volveremos a ver nunca más. Marc y yo tenemos buenas sensaciones, y coronamos el primer pico en solitario. Esperamos al grupo, que no tarda mucho y vamos a por el segundo, 3 kms de bajada y 3 más de subida. Llega el km 50, donde sabemos que comienza una larga bajada y donde esperábamos que estuviera el segundo punto de control. Error. En una parada para reagruparnos decido mirar los apuntes, y descubro que ese punto de control esta en km 56. Venga chicos, esta cerca y bajando. Marc nos comenta que en la pistola de códigos, puedes observar la posición en la que estás en ese momento, y aunque alguno prefiere no saberlo, yo si que quiero. Estamos entre el 145 y el 150. No está mal. Veremos si somos capaces de mantenernos en la mitad arriba de la tabla o bajamos a la otra mitad (a partir del 170).
Llega la parte más fácil de la ruta, con más de 30 km. de bajada, solo interrumpidos por algún repecho de poca entidad. Ya no vamos a cometer el error de no saber cual es el km exacto del siguiente control. Ojeamos las notas, km 84, a disfrutar. La primera parte transcurre por una zona de pista que nos obliga a cruzar el cauce de un río varias veces. La primera vez, nos encontramos con 3 bikers cruzando por unas piedras, pero a mi no me daban confianza, y a Marc tampoco, y decidimos cruzarlo subidos en la bici, mojándonos un poco los pies. Marc salva la caída, ya que elige la peor salida del agua, mientras que yo viendo sus problemas, consigo salir por el lado bueno. El resto, utilizan la excusa de no mojarse y cruzan por las piedras. Pero algo más abajo, el tramo de río es mucho más ancho. Manu sigue sin querer mojarse, pero nos ofrece grabar en vídeo nuestro paso por el agua, y allá que vamos. Esperamos a que llegue al otro lado por las piedras, y coja el móvil para grabar cuando llega un grupo de bikers que too locos se meten en el agua. Yo no pierdo tiempo y me lanzo. Que pasada, esta vez hay que dar pedales y fuerte, ya que hay muchas piedras dentro y en cualquier momento te puedes quedar clavado y pegarte un baño. Pasamos todos, alguno con mas problemas, pero pasamos. Como seguimos bajando, los pies no tardan mucho en secarse, aun pasando alguna vez que otra el cauce, mucho más fácil que antes. Por fin llegamos a un tramo de carretera, donde suspiramos, un poco cansado de tanta pista pedregosa que maltrata nuestros riñones. A buen ritmo, bajamos hacía el control 3, donde disfrutaremos de la comida, viendo como algunos grupos vienen a todo trapo, y afirmamos que estos lo pagarán más tarde.Paramos a comer en Sta. Maria de Merlès. Un plato de ensalada de pasta, una butifarra y macedonia de fruta, unos mensajes a la familia, un cigarrito y reemprendemos. 
El siguiente punto de control está en el km 106. Vamos bien, y esta zona no es muy dura, con algún repecho, pero vamos viendo que a Manu le comienzan a faltar las fuerzas. El hombre del mazo le ha cogido la rueda y quiere quitarle las pegatinas. Bajamos ritmo y entre todos comenzamos a cuidarle. Ahora mismo lo más importante es su cabeza, que tiene que ser optimista, y su alimentación. Nuestras conversaciones están monopolizadas por su estado. Poco a poco caen los kms llegando al PC 4 en la posición 160. Se masca la tragedia. Casi obligamos a Manu a comer hasta reventar, pero él se ve bien en ese sentido. Los demás andamos bien. Analizamos el siguiente tramo, donde hay 4 repechos hasta el km 128. Nos ponemos en marcha y poco a poco observamos que lo pero para Manu ha pasado, pero tenemos que cuidarlo, una recaída puede ser demoledora. A grupo, vamos tirando y volvemos a coger confianza. A falta de unos 6 km del PC5, Marc y yo nos lanzamos con un ritmo más fuerte y descubrimos que no muy por delante nuestro están varios de los grupos que nos adelantaron en la carretera antes de comer, pasándolas canutas. Admito que aquí nos vacilamos un poco, demnostrando nuestras buenas sensaciones les arrancamos las pegatinas sin casi vernos. Y para nuestra sorpresa, llegamos situados en la posición 137, vaya tirón. Llega algo más rezagado Sergio, luego Marco que se había equivocado en un cruce, y Manu, que aguanta como un jabato. Bien alimentados, aviso del reto que viene por delante. En el km 131 hay una buena subida de casi medio km con porcentajes del 21%, de la cual nos habían alertado en el brefing de que muy pocos conseguirían subirla sin poner pie a tierra. Aquí sale a relucir mi vena competitiva, y tras 3 kms en grupo, llegamos al reto. Lo primero que observamos es que todos los que van por delante suben andando, nadie montado, y que solo verla ya acojona. Marc empieza primero, yo le sigo. Sergio también lo intenta, mientras que Marco decide acompañara a Manu a pie, mejor no intentarlo. A medida que vamos subiendo, se van apartando los que van andando, y comienzan a animar. Eso da todavía más moral. Cuando parece que termina y lo comenzamos a celebrar nos damos cuenta que en una curva vuelve el calvario. No cejamos en el empeño, y aunque al final se hace eterna, conseguimos llegar arriba del tirón, celebrando nuestra pequeña/gran victoria. Una vez estamos todos, disfrutamos de una pequeña bajada que nos lleva a la entrada del Parque Natural de Sant llorenç, donde tenemos 8 kms de subida. Por suerte, las nubes nos dan un descanso de sol y subimos a ritmo, siempre vigilando a Manu, que se ha recuperado bastante. Aquí nos vamos cruzando siempre con los mismos bikers, un grupo de 3 que van de verde, que también llevan a uno de sus componentes tocado, y un par más que tienen problemas con el roadbook. Coronando hay que tener cuidado con un desvío, ya que el dueño de esos campos tiene muy mala leche y no quiere que pasemos por al lado de su casa. Acertamos en el cruce y bajamos hacía el PC6 en el km 152. Prácticamente lo más duro esta hecho. En el PC6 echamos cuentas del tiempo para llegar y es el momento de avisar a la familia para que vayan a buscarnos a la meta. Son las 16h 30.                                                                     
Un biker nos comunica que en una 1h 30 llegamos a meta, pero que quedan unos 3 km. de sube-baja que pueden hacer mella. Tiramos, y descubrimos que de 3 nada, son casi 6, pero cuando coronemos ya será todo bajada. El punto del cambio es el desvío hacía el Puig de la Creu, y allí sentimos alivio. Bajando nos juntamos un grupo de 10/12 bikers a buen ritmo. El PC7 está en el km 166. Unos refrigerios, y sin mucho descanso, a por el tramo final cronometrado. Volvemos a ser un buen pelotón. 16 km. donde vamos a echar el resto. Poco a poco Marc y yo vamos subiendo el ritmo, y a la altura de Sabadell ya solo somos 5. Marco y Manu se han quedado rezagados. Nuestros nuevos compañeros sufren un pinchazo cada uno, y quedamos Marc, Sergio y yo en solitario para hacer los últimos 6/7 kms a piñón, o mejor dicho, a plato jejejejeje. Con algún relevo, es al final Marc quien marca un ritmo de vértigo que hace que adelantemos algún biker más. Y al llegar a meta, con 12h 50 vemos que nuestra posición es la 132, 133 y 134. 2 minutos más tarde llegan Manu y Marco, y se desata la euforia. 

 
Coca-cola, fotos, coca-cola, abrazos, felicitaciones, coca-cola. Tras 10 minutos, nos disponemos a hacer los 18 km. que nos separan del forum, y hacer la entrada triunfal. Ya más relajados, ponemos ritmito, pasamos el paseo del Besós, entramos en Barcelona, y divisamos el pabellón de la Mar Bella. Ya está!!!! Una rampita y posicionados para la foto, todo entre vitores de nuestros familiares y amigos. Que sensación más agradable.                                                                    Besos, saludos, felicitaciones, fotos. Cumplimos con todo el protocolo y llegan las despedidas, muy emotivas.                                                                                                                                         Y se acabó. Cada uno coge camino a casa para descansar y saborear este gran éxito. Ya solo me queda felicitar a mis compañeros de ruta. Hemos conseguido una gran comunión, y eso no se olvida. Espero veros en otra, sois fantásticos.

                                               
        











      Crónica por Sergio Cervera. 

dijous, 7 de juny de 2012

Nocturna 2012


Viernes 1 de Junio de 2012, son las 20.00 h. y empiezan a llegar los participantes de la VII Nocturna de Sprint Bike. Varios integrantes del club se han encargado de tener todo listo, reparto de dorsales, preparar diversas bebidas para que estén bien fresquitas y poder tomar un refrigerio antes de emprender la marcha. Sobre las 20.30 h. todos están en el lugar de salida, esta edición ha contado con 84 participantes. Después de hacer la foto que inmortalizará el momento nos disponemos a emprender la marcha. Como tenemos que circular por varias calles antes de entrar en la montaña, nos encargamos de ir situando alguien en cada cruce con el fin de que todo transcurra sin ningún percance. Después de callejear un poco por el pueblo entramos en la montaña hacia La Salut donde cogemos el camino de La Riera, llegamos hasta Can Ferriol para girar a la derecha dirección La Torre del Bisbe desde allí seguimos hasta Sta. Margarida para iniciar el ascenso a La Larga, el ritmo es el adecuado para ir intercambiando impresiones i vivencias, todas ellas relacionadas con este fantástico deporte después de un buen rato llegamos todos arriba El Coll de les Torres, giramos a la izquierda y por carretera seguimos subiendo hasta Mas Pins aquí giramos a la derecha hacia Can Pascual, aquí todos llevaban sus fantásticas  luces encendidas y la verdad es que 84 bicis con sus luces una detrás de otra impresiona, sobre todo a los vehículos que se cruzaban con nosotros, mas de uno debería pensar que no estábamos muy bien de la cabeza, pero seguro que el que lo pensase no se ha montado en una bici con unos amigos. Seguimos dirección la explanada de Can Cuiàs y desde aquí por el camino hacia St. Pere Martir, yo que iba de los últimos en este momento se veía toda la pista de bajada hacia la Plaza Mireia llena de luces rojas formando una hilera que mas de uno no habíamos visto nunca, llegamos a la plaza y cogemos a la derecha la pista de La Font de la Beca que tras la bajada llegamos al polideportivo de Sant Just siguiendo por el polígono hasta llegar al camino de Can Gelabert, cogiendo luego el camino que lleva a La Salut lugar donde llegamos sobre las 23.00 H. Al llegar nos esperaban unas mesas debidamente preparadas para dar buena cuenta de esos platos en los que todos pensábamos cuando iniciamos la marcha. Entre comentarios y risas fuimos vaciando todo lo que llagaba a nuestro alcance, empezando por esas jarras de vino y cerveza siguiendo por los platos debidamente compuestos por esa butifarra, mongetes, cançalada y patatas acompañado de su correspondiente pan tostado. Tardamos poco en dejar jarras y platos vacios para pasar a los cafés, es en este momento cuando Juan, Marco y Sergio se disponen a entregar la camiseta de recuerdo para todos los participantes y proceder a realizar el sorteo de diversos productos que colaboradores entregaron para tal fin, el numero de dorsal era el que servía para el sorteo. Una vez terminada la entrega de los regalos a los afortunados se dio por terminada la salida, cada uno empieza a buscar su bici, tarea nada fácil ya que el numero era considerable y los efectos de la cerveza y el vino no ayudaban demasiado, jejejejejejejeje…….. Empezamos a despedirnos de todos, compañeros habituales y muchos que nos conocimos ese día. Así terminó  otra edición de La Nocturna Sprint Bike, esperando que el próximo año vuelva a repetirse y poder juntar a un grupo de gente que le gusta disfrutar de la bici rodeado de buenos compañeros. Muchas gracias a todos los participantes, colaboradores y en especial a Juan encargado de organizar estos ¨saraos¨ que tanto nos gustan. Un saludo.

dissabte, 2 de juny de 2012

NOCTURNA 2012

Se me ponen los pelos de punta!! Hoy seré yo el que haga una crónica de esta maravillosa salida nocturna de anoche. Lo que si quiero hacer ahora es daos las gracias a todos por honrarme con vuestra presencia a todos aquellos que habéis asistido a esta salida de convivencia y compañerismo. También quiero alabar la persona de todos y cada uno de los compañer@s y amig@s del club ciclista Sprint Bike, por sorprenderme cada día que pasa por su humildad, atención, esfuerzo, simpatía y cariño con la se relacionan con sus semejantes. Gracias de corazón por haber hecho posible que la nocturna de este año 2012 haya sido un éxito, por los que marcaban la ruta, por los que esperaban al último animándole, por los que detenían su marcha indicando el peligro de una cadena, por los que paraban a ayudar a un compañero que había sufrido un pinchazo, estoy sumamente contento. Gracias a los esponsors, llamémoslo así mismo, que están detrás de nuestras camisetas por su colaboración con esfuerzo en estos momentos tan difíciles.
Gracias a la Masia de la Salut por tratarnos tan bien y servirnos tan buena cena.
Os invito a todos el año que viene a la VIII Nocturna de Sprint Bike y que sea si cabe mejor que la de este año.
Mil gracias de corazón y como no MOLTA BICIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

dilluns, 28 de maig de 2012

TAVASCA 2012

Ha llegado el día, y toca seguir con el entreno de cara la Transcataluña haciendo esta pedalada que comienza a consolidarse dentro de nuestras clásicas del año. Este año, hay un cambio sustancial en la participación del club, con 16/17 bikers, algo que nos asegurará pasar un día de buen rollo y sufrimiento.
A las 7 de la mañana comenzamos a reunirnos en el Eroski para colocar todas las monturas en los vehículos y salir hacía Abrera. La gente está animada y con ganas de pasar una buena mañana. Llegamos a la salida, se recogen dorsales, donde me encuentro con Sergio Ramos y comenzamos a planear como irá la pedalada. Con él, pude ver a 2 miembros más de los Btteros, y su traje abejita, que comienzan su invasión del territorio BTT. Una vez todo montado, nos colocamos en la salida, bien colocados. Algunos de los nuestros están en primera línea, que grandes. Nosotros estamos algo más retrasados, pero no mucho. Desde ahí, también observamos al gran Txus, de Corriol Team, que viene con ganas de dar caña. Le deseamos suerte y nos concentramos.
Con la traca de salida, comenzamos a ritmo fuerte, siguiendo la estela de los primero clasificados. Pasamos a los primeros representantes del club, y seguimos de cerca de Juanjo del bicibaix, otro crack de los pedales. Conseguimos un buen ritmo y nos libramos de cualquier embotellamiento. Con la referencia de Juanjo por delante, seguimos bien el ritmo, hasta que de pronto, observamos que viene por detrás. Que mala suerte, se han equivocado en un cruce y han perdido la rueda de los primeros. Decide quedarse conmigo, animándome para que acabe entre los 30 primeros. Sigo sus consejos cuando veo que algunos bikers nos adelantan, con la esperanza de que nosotros les adelantemos más adelante. Pero llega el km 20, y comienzo a notar que mi cuerpo no va. Los últimos repechos antes del primer avituallamiento confirman la realidad, y paro 5 minutos para coger fuerzas, mientras llega Toño y se une a nosotros. Mi cabeza sabe que no estoy fino, y ahora viene la peor parte de la pedalada. Voy como puedo, mientras ellos 2 van esperándome y animándome. Van pasando los kms, y por mucho que como, no consigo recuperar las buenas sensaciones. 2º avituallamiento, otra vez necesito parar y cargar las pilas. Hemos pasado lo peor y queremos ser optimistas. Toño y Juanjo siguen tirando de mi en las subidas, y disfrutamos en las bajadas. A todo esto, decir que el buen humor de Juanjo hace que muchas veces me olvide de mi sufrimiento. Llegado el km 60, llegan más nubes negras sobre mí, cuando comienzo a tener rampas en los músculos Interior Recto de ambas piernas. Por consejo de Juanjo, paramos, estiro un poco, un gel y seguimos. Ahora se trata de llegar. Cada repecho tengo que tomarlo con mucha calma, con el molinillo y sin apretar. Conseguimos que las rampas no vayan a mas. Toño, que tiene buenas sensaciones se marcha para dejar el pabellón del Sprintbike bien alto, mientras que Juanjo se queda conmigo para darme soporte. Ya no me importa la posición, ni la gente que me va adelantando, solo quiero llegar. Y llegamos. Dios, que sufrimiento. Tiempo 4h 44:09, el mismo que Juanjo, y acabando el 47/48 respectivamente. Mientras vamos recuperándonos, van llegando miembros del club, recibidos entre aplausos por los que ya estamos con la butifarra. También llega Sergio, junto a Marco, y nos cuentan sus aventuras. Al cabo de un par de horas ya estamos todos. Cada uno con sus historias, hacemos una foto y nos vamos al bar, que nos hemos merecido todos una buena cerveza bien fría, que menudo día de calor.
A los coches y pa casa. Un gran día por la compañía, aun habiendo tenido un mal día en lo personal.
Excusas, podría poner muchas, entre ellas la descomposición sufrida durante la noche anterior, culminada 30 minutos antes de la salida, o haber estado toda la semana a base de pastillas para curar la mini operación de la boca. Yo que sé, pero la realidad es que me superó la presión del gran inicio, y luego lo pagué. 
De todo se aprende. Aquí os pongo todos los datos de los miembros de esta estupendo grupo:
Pedalada larga 71 Km.
43       Antonio Bonilla           4:39:06    L20    05       166
47       Sergio Cervera           4:44:09    L30    28       010
64       Antonio Montilla          4:57:50    L50    02       04
66       Daniel Rodriguez        4:58:43    L30    42       130
72       J.Carlos Herrera        5:09:51    L40    17       023
82       Marco Recio                5:16:17    L20    06       184
83       Oscar Hiraldo              5:16:52    L30    56       042
84       Ferran Rey                   5:17:10    L40    19       085
108     Jose Pedraza              5:44:25    L40    27       046
115     Isidro Recio                 5:51:43    L50    06       024
118     Jose Luis Lobato        5:57:17     L40   30       017
119     Antonio Melero           5:57:17     L30    69      182
125     Franciosco Sereno    6:05:06     L30    74       043
132     Jaume Jardí                6:35:32     L40    33       040
Pedalada corta 31 Km.
57       Juan Llavero               2:22:14      L50    03       222
59       Juan C. Porqueras     2:23:05      L50    04       220
95       Ernest  Andres            2:41:13      L30    39       231
96       Ruben Palacios           2:41:14      L30    40       232

dilluns, 14 de maig de 2012

SANT FELIU - TURÓ DE L´HOME


Son las 6 de la mañana, y volvemos a juntarnos para intentar el ascenso al Turó de L´Home. Esta vez somos más. A parte de Marco, Toño y yo, nos acompañan Roser, Miguel y Juan. 10 minutos para hablar y comenzamos. Tenemos 2 horas y poco para llegar a Montcada, donde nos espera Sergio Ramos para unirse a la ruta. Comenzamos cruzando Collserola, curiosamente subiendo por la Larga, donde comentamos la experiencia de la cronoescalada del día anterior. Vamos bien, un ritmo tranquilo pero sin pausa. A las 8 30 llegamos a Montcada y rápidamente divisamos a Sergio, que tras un saludo, se une al pelotón, colocándose en cabeza con Marco para guiarnos por la zona por donde él sale todos los fines de semana.Comienzan las primeras subidas, la Vallensana, que nos calientan las piernas. El grupo se mantiene unido, pero las últimas rampas separan al personal. Reunificación y a los pedales. Estamos en terreno Transmaresme, y a excepción de Miguel y Roser, el resto ya conoce la zona. Vamos por la criminal, con sus depósitos y vamos para la Conrería. Aquí decidimos saltarnos un sendero para ahorrar esfuerzos, bajando por una calle peatonal con gran inclinación. Al finalizar la calle hay un pequeño saltito, donde Marco nos avisa, pero por desgracia cae al suelo. No puedo negar que al principio me hizo mucha gracia, ya que al presi le gusta mucho besar el suelo, pero viendo los gestos de dolor, y luego, comprobar que su caída fue provocada por una cuerda, que uno de sus extremos estaba enterrado, y el otro se engancho con su horquilla haciéndole salir por orejas, ya no me hizo tanta gracia. Un ibuprofeno y una fuente un poco más adelante y tenemos al presi como nuevo.
El grupo avanza a buen ritmo, y nos acercamos al parque del Corredor, donde Toño sufrió de lo lindo en el anterior intento. Sabemos que en la cima tendremos recompensa, con un buen almuerzo, y vamos tirando. Se hacen mini grupos, pero otra vez se vuelve hacer eterno. Es curioso como es la mente, vas bien sobre la bici, y un breve comentario de que en la cima pararemos a comer, y lo que era un ascensión progresiva se convierte en un pequeño calvario. Pero llegamos. Es la una y 77 km ya en las piernas con 2000 metros acumulados.
Curioso el santuario del corredor, un sitio muy chulo donde hay un gran césped para disfrutar en familia. Allí descubrimos a un futuro crack del descenso, un chavalín de unos 2 años, que montado en su mini bike, no tiene reparos en lanzarse barranco abajo, y sin frenos. Ver al padre corriendo detrás de él no tiene precio. También agradecer a la mujer de la masía, que desinteresadamente, ofrece una cura para la rodilla maltrecha de Marco.
1:45, se reemprende el camino. Una parte de bajada y algún sendero que nos lleva cerca de Sant Celoni, cruzamos la carretera y el río, eso si, sin querernos mojar mucho los pies, y llaneamos con algún repecho hasta llegar a Mosqueroles. Parada técnica para coger agua, comer algún plátano y lo que cada uno quisiera.
Entramos en la fase determinante de la subida. Nos quedan unos 1200metros de ascensión y unos 13/14 kms. Vuelven los mini grupos, con Juan y Miguel al frente, Sergio y yo detrás, Marco y Toño, y Roser cerrando el grupo. Juan decide dar apoyo moral a Roser, aunque hay que decir que le sobra coraje, y cada vez que reagrupábamos, ella nos brindaba una sonrisa de oreja a oreja que disipaba cualquier temor.
Ahora encabezamos Miguel y yo, con Sergio, Toño y Marco siguiéndonos. Pasamos el punto crítico donde Marco y yo tiramos la toalla en el anterior intento. Que satisfacción pasar por ahí con unas sensaciones totalmente diferentes. El cuerpo responde gratamente. Pero la carretera no llega. Cualquier otro día esto pasa factura a la mente de estos valientes, pero hoy no era el caso, y todos, a su ritmo van subiendo, hasta encontrar esa maravilla de carretera, símbolo de la cercanía del triunfo.
Reagrupamiento, avituallamiento y a por los 6 kms finales.
Parece que han parcheado la carretera, y con nuestras gorditas, no se hace complicado coger un ritmo estable de subida. Aquí cada uno sube como puede, y se convierte en una subida individual donde cada uno lucha contra su mente. Van cayendo los kms, esto se acerca. Una inmensa niebla nos rodea, hasta tal punto que vamos llenitos de gotas de agua por todas partes. Parece el rocío de la mañana.
Toño se une a mí en el último km, y coronamos en el mirador. Seguimos hacía las antenas, pero increíblemente, teniéndolas a unos metros, no somos capaces de verlas. Volvemos al mirador. Llega Miguel, que nos explica como subir al Turó. Un camino de piedras que hay que hacer un trozo andando. Estamos arriba. Ueeeeeeeeeeee!!!!!
114 kms y 4000 m de desnivel, que pasada!!! La alegría florece por nuestros poros.
Comienzan las sensaciones de frío, mientras comenzamos a hacer unas fotos, y van llegando Sergio y Marco. Más fotos, cuando comienza una ligera lluvia. Llega Juan y la lluvia ya no es ligera, y hay que pirarse echando chispas. Una pena, ya que Roser y Miguel están en el caminito de piedra y no puedo retratar su logro. Vaaamonos.
Otra vez en la carretera, los que no tienen chubasquero cogen las de Villadiego. Pero no acaban las sorpresas. Solo llevamos un km de bajada y comienza a caer granizo, que para nuestra mala suerte, nos acompaña durante 8 o 9 kms. Hay una sensación de pánico entre todos, aderezado con unos truenos y unos rayos que caen muy cerca.
Seguimos bajando, y por fin para la granizada, pero la lluvia ha decidido acompañarnos hasta Sant Celoni. Una buena fila india entre todos y van cayendo los kms. En estos momentos, he de reconocer que se me pasó por la cabeza parar un momento, ya que mis manos estaban completamente entumecidas y dormidas, y solo los dedos que apretaban la maneta de freno mantenían una ligera sensibilidad. Que bajada más interminable. Calados hasta los huesos, llegamos al destino, la estación de tren donde Sergio cogerá su viaje hacía Montcada, y donde tenemos aparcada la furgo. Rápidamente, los integrantes se van metiendo dentro del vehículo para ir entrando en calor, mientras que Juan y yo vamos montando las bicis en el thule. Ver a Juan tiritar de frío me pone la piel de gallina. El chubasquero que llevo puesto no ha evitado que me cale, pero si que tenga algo menos frío que el resto. Después de un rato mirando si Sergio coge su tren, y con la calefacción puesta en marcha, decidimos coger rumbo a casa. No hemos podido despedirnos de Sergio, pero desde aquí le digo que ha sido un placer rodar con él. Es un fenómeno que volveremos a ver en la Tavascá. Una buena caravana en el peaje de Granollers nos quiere comer la moral, pero no lo consigue, y comienzan a aflorar pequeñas historias del día.
Llegamos a Sant Feliu, donde vamos descargando y despidiéndonos. Hay prisa por llegar a casa y pegarnos una ducha caliente, pero antes, unos buenos abrazos por lo conseguido. Nunca antes estos abrazos me habían sentado tan bien. La sensación de alegría invade mi cuerpo. Pese a la adversidad, hoy ha sido un día memorable.
Decir, que resumir casi 140 kms en estas líneas no es fácil, y quedan muchas anécdotas en el tintero, pero seguro que las iremos recordando en las próximas salidas.
Hasta pronto cracks!!!

dimecres, 9 de maig de 2012

Tavascá 2012



El próximo 27 de Mayo dieciseis integrantes del club participaran en La Tavascá 2012, la cual consta de dos recorridos, uno de 71 Km. y un desnivel acumulado de 2000 metros y otro de 31 Km. y un desnivel acumulado de unos 900 metros.
Estos son los campeones que estarán a las 8.30 en la linea de salida, esperemos que sea un gran día de BTT y que todo transcurra sin ningún problema.



diumenge, 15 d’abril de 2012

LA PORTALS 2012

“7 de la mañana, un grupo de aventureros bikers nos juntamos en el Eroski Sant Feliu para coger rumbo a Collbató. Somos 6, Sergio Mármol, Lobato, Jose, su cuñado Juanma, el primo de este Carlos, y yo. Hay tráfico al llegar, pero conseguimos llegar al parking habilitado y comenzamos los preparativos. No es una pedalada de las más duras del calendario, 57 km y 1500 m, pero le hemos cogido el gustillo. La sensación de todos es que hace frío, y comienzan un poco las dudas con la ropa. Después de un rato, cada uno elige como ir y nos metemos en la salida. Desgraciadamente, otro año que salimos bastante atrás, pero el buen humos le quita hierro al asunto. Yo comento lo de mi objetivo personal, bajar de 4 horas, mientras que el resto se limita a disfrutarla y acabarla bien. La salida es lenta, y decido comenzar a adelantar lo más rápido posible. Un pequeño atasco en el km 2, pero mejor que el año anterior. Observo que Mármol sigue cerca mío, y le comento que voy a seguir adelantando. Lo pierdo. Comienza una carrera en solitario. Esta vez tardo menos en entrar en calor, y voy adelantando bikers por un tubo, siempre respetando y sin achuchar al personal. El ritmo es bueno. Se que en el km 15 está el primer avituallamiento, y llevo de media 16, la cosa pinta bien, pero en el km 14, en una bajada antes de un buen repecho duro y técnico, me meto una nata. La sensación es que no he podido parar la bici, el freno trasero no va como a mí me gusta, y al fenar más con el de adelante, patinazo y al suelo. Al cuenta km se le rompe el cristal, y el soporte se aguanta por los pelos, pero mi brazo derecho esta muy magullado, y al llegar al avituallamiento, me tomo un ibuprofeno. En el km 20 dejo de notar molestias, y vuelvo a la carga. Paso el 2º avituallamiento sin parar, km 25, y el ritmo sigue siendo bueno, estoy en 17 de media. Cada vez hay más bajadas, pero me lo tomo con cautela, y hasta soy adelantado por algunos bikers, que luego vuelvo a adelantar en los repechos. Desde Monistrol a la Puda decido tomar un descanso, y sigo de cerca un grupo de 6 bikers, con buen ritmo pero no agobiante. Paro en el 3er avituallamiento. Un vaso cocacola, un par de trozos de plátano, el móvil sigue vivo, y al ataque, quedan 9 km donde voy a darlo todo. Comienza una buena remontada, subiendo casi todo el rato, y solo un momento de relax hablando con un biker que casualmente también hará la Transcataluña. Se queda esperando a un amigo y pego el arreón final. Llego, y sorprendido veo en el reloj 3h 15 minutos, uauuuu!!! Mas feliz que unas castañuelas, cojo mi bocata y a esperar. Iñaki Lejarreta llega 5 minutos detrás de mi, que ilusión jejejejejeje. Me dispongo a esperar a los compañeros con mi cigarrito, cuando al cabo de unos 20 minutos llega Sergio,. Toma ya!!! Que campeón, y solo ha dormido 3 horas. En otros 5 minutos llegan Jose y Lobato. Esto es la ostia, aquí todo el mundo baja de las 4 horas. Comienzan las charlas y risas, y en eso llega el cuñao, 4h 30. Muy bien, a tenor de su problema de salud. Se hace tarde, y Lobato , Sergio y yo decidimos marchar, mientras que Jose y Juanma se quedan esperando a Carlos, que van los 3 juntos en un mismo coche.
Llegamos a casa, en un día fantástico, que termina con una gran tormenta observada desde mi salón.”
Crónica por Sergio Cervera

dimarts, 10 d’abril de 2012

Nace el blog de la sección de montaña del club!! Aquí os tendremos al día de las salidas que hagamos a partir de ahora.