dijous, 30 de maig de 2013

Crónica Cabrerés por Fernando Ariza

Bueno, ahí va la crónica de la Cabrerès 2013. Perdonad que tampoco sea muy detallista, pero es que explicar crónicas no se me da muy bien: El compañero Toni Gonzalez Perez, y yo enfilamos el camino hacia Santa Maria de Corcó a eso de las 5:45 del domingo 26. Es mi 1º Cabrerès y empiezo a pensar en el dia de BTT que nos espera. Por la AP-7 y la carretera que va hacia Vic vemos ya una caravana de coches con sus máquinas a cuestas. Todos hacia la CABRERÈS!!!!. Llegamos y 5 grados joder que rasca!!. Vamos a por el dorsal y nos ponemos en camino a eso de las 7:45 y paseito por el pueblo y primera bajada-sendero. Adelantamos a un biker que va muuuy despacio y enseguida cogimos pista ancha. Charla por aqui y por alla, combinamos pista y sendero. A lo tonto, 12 km. y 1 AVITUALLAMIENTO. Si todavia no hemos empezado a sudar, pero paramos ¿q prisa hay?. Media naranja un vasito de isotonica, y para adelante. Ahora empieza lo "guapo". Subimos senderos, bajamos senderos, volviendo a subir, con precaución, porque ya se iban acumulando gente, y como uno frene en seco, tienes que echas el pie abajo, como me ocurrio un par de veces. NO pasa nada. El barro hace tambien acto de presencia, pero la cosa no se complica, hasta que....un gran charco de agua y barro no deja pasar, de 1 en 1 y con pie abajo(al menos mi caso). A partir de aqui, el barro es nuestro acompañante en gran parte de la ruta. Pasamos por senderos muy guapos, y algo de pista. A todo esto, LA BUTI!!!. Llegamos al 2 avituallamiento y aquí nos espera la buti. Que bien sienta!!!Despues de la buti y el cigarrini (el vicio es el vicio), enfilamos otra vez subidas, y con la panxa llena, ya os lo imaginais, se repite una y otra vez. Pasamos por pista y alguna subida y llegamos a lo alto de una montaña y aquí parte la ruta larga o corta. Hacemos la larga, un acierto, porque esta es la parte mas guapa y embarrada. Corriols con barro, piedras en bajada y subida, algun paso de agua. Aquí llega lo que a mi me gusto mas, una trialera (no estilo Melero ni David, q conste) que bajo emocionado, y mas viendo que alguno pone pie en el suelo. Yo me subo un poco de ánimo y me veo capaz y seguro. Pero con ojo, porque a causa del barro, y las piedras, aquello es una pista de patinaje. Voy detrás de uno q me sirve para trazar mejor la bajada. Llego al final y UAUUUU que subidón me da. Se lo comento a Toni y me da la enhorabuena QUE GRAN COMPAÑERO EL TONI. Seguimos bajando, esta vez es mas sencillo. Y llegamos a un trozo de subida y OH NO, rampa . Me cago en tooo. Toni me dice que baje el ritmo, y asi hago, y me acuerdo de lo de Sergio y lo de apretar en la zona. Así hago y parece que remite la rampa. Gracias compañeros !!.Al llegar arriba, el camino se estrecha (fila de 1) pero es bonito, bonita. Llegamos a otro cruce, ruta larga o corta, pero un letrero pone que a partir de las 12:00, camino cerrado, y son las 12:20. Cogimos la corta a partir de aquí, y rampote. Al cabo de pocos Km. 3 avituallamiento. Frutos secos, repongo agua, media naranja, y “PA lante”. Aquí empieza otra vez zona de corriols, y el barro y charcos que no falten. Subidas y bajadas por sendero-corriols y llegamos al pueblo. Rampa otra vez y la sonrisa se refleja en mi cara. Y después de 55 Km. Y una mañana inolvidable llegamos a meta. Llegamos bien, Toni mejor que yo, pero la sensación es de emoción, de verdad. Cuando llegamos a l “villaje”, lo que me contó Toni es cierto, que ambientazo!!. Un par de birras, patatas a mogollón, visita a los stands, bolsa del maillot con complementos y nos vamos para el coche. Resumen rápido: Muy guapa la ruta, muy buen ambiente, mucho barro y sendero y una magnifica compañía con Toni, y también agradecer su paciencia por esperarme. SPRINT BIKE TAMBIEN EN LA CABRERÈS 2013!!!!!

dimecres, 22 de maig de 2013

Crónica La Tavascà


Estamos ante una de las clásicas del año para el club, y se ha notado en la participación,  hasta 25 miembros, todo un récord. Si a eso le añadimos unos 16 Btteros, el día se presentaba muy bien, rodeado de 41 amigos.
A las 7h, como siempre, nos reunimos todos para coger camino a Abrera. No tardamos mucho en salir, y en llegar, siendo de los primeros en aparcar cerca de la salida. Recogida de dorsal, reencuentro con amigos btteros, muchos saludos, y nos ponemos en la salida. Tenemos suerte, y el clima es bueno, no hace mucho frío, y no se ven nubes amenazantes de lluvia. Me despido de Raquel, deseándole mucha suerte, ya que ella disfrutará del recorrido corto, y yo del largo. También nos damos suerte entre el resto de miembros del club, muy dividido entre los que hacen un recorrido u otro.
Se da la salida. Se sale a todo trapo, y nada más pasar la primera curva observo que tanto Marco, Juan, Pedro y Manuel ya se han distanciado bastante. No quiero comenzar así, y apreto el desarrollo para darles alcance. Después de 2/3 kms, consigo ponerme a su altura, pero siento que no puedo parar, y decido seguir tirando, quedándome solo. Van pasando los kms, y en varias zonas del recorrido puedo ver a Juan seguir mis pasos, no anda muy lejos. Estoy haciendo un gran esfuerzo por mantener ese ritmo, y ya voy pensando donde comenzar a regular, pero me dejo llevar por los bikers  que tengo delante, que no permiten ningún bajón. Llego al km16, donde se separa la corta con la larga, y justo ahí decido regular. Es cuando una buena legión de bikers me adelantan sin contemplación, vaya nivel!!! De los míos no veo a nadie. Noto que el esfuerzo realizado hasta entonces ha sido fuerte, y me cuesta coger mi ritmo, las piernas no están sueltas. Pero aunque cueste, sigo luchando. Aquí pedaleo con un grupete de ¾ bikers, intercalando posiciones según el terreno, si sube o baja. En el km 23 me pilla Txus, como anda el joio, y me voy con él hasta el 1er avituallamiento. Él no para, yo bebo un poco de agua y cojo unos cacahuetes. Para mi sorpresa, 2 kms más tarde vuelvo a estar con Txus, que tiene molestias en un gemelo. Rodamos juntos un buen rato, pasando la zona del hotel del Bruc y sus grandes  charcos como podemos. Txus no va cómodo, y se va quedando en los tramos de subida. Sigo mi camino. Otra vez solo, intento tener siempre alguna referencia, para no equivocarme en la ruta, como para poder adelantarme a los cambios de ésta. Sobre el km 37, después de bajar un sendero pedragoso con agua, donde disfruto de lo lindo, animándome yo a mi mismo gritando “Vamooooos”,  engancho con un biker, que será con quien tendré el placer de hacer el resto de la ruta. Al principio, en una zona técnica de subida, lo dejo atrás, pero en cuanto llega la bajada, el tío me vuelve a dar alcance, se queda conmigo y hasta el 2º avituallamiento. Allí nos presentamos formalmente (Sergio-Carlos). Después de reponer fuerzas, donde aprovecho para tomar un gel de esos magníficos, nos vamos juntos en busca del 3er avituallamiento.  Llevamos un buen ritmo, tanto subiendo donde voy tirando yo, como bajando, donde tira él. Carlos me dice que por detrás pocos nos van a pillar, y no puedo dejar de pensar en la llegada, donde habrá un buen números de Sprint Bikers, que seguro me animarán ( sale a relucir mi carácter competitivo). Quedan unos 3 kms para llegar al descanso, cuando a Carlos le comienzan a dar rampas. Le recomiendo el truco del dedo, de apretar con fuerza justo en el punto donde más duele la rampa, para quitar presión a la zona y poder seguir pedalenado. La cara de Carlos cuando lo hace es auténtica, y suelta un “hostia” de sorpresa increíble. Aunque le va bien, tiene que reducir el ritmo, y me dice que vaya tirando. Me voy solo hasta el 3er avituallamiento, donde paro a coger un plátano. No hay ningún biker, y hablo con los de la organización. En eso  veo que viene Carlos, y me pongo en marcha. Por el camino, ha sido pillado por un bicibaix, y por un compañero suyo. Los 4 cogemos rumbo a la llegada. Tonto de mí, no aprovecho el parón para engrasar la cadena, y comienza a hacer el rechupe, y decido parar. Me vuelvo a quedar solo. Me tomo el último gel, y me voy a por ellos. Los voy viendo. A la entrada de Esparraguera les doy alcance, pero es la  cadena de Carlos la que ahora pide líquido. Le doy de mi cera, y los 2 juntos nos vamos.  El Bicibaix no anda lejos. En el tramo de escalones/rampa, donde hay una curva de izquierda cerrada, se cae el bicibaix, está bien, seguimos. Hacemos bien el último tramo de riera, aunque noto que me falta frenada, y me compro una parcelita, sin consecuencias. Salimos a Abrera, esto ya está. En un desvío Carlos se confunde, pero aparece 2 calles más abajo. A todo esto, el bicibaix nos ha pillado, y entramos los 3 juntos a meta. 4h 38´, buah, no esperaba bajar de las 5 horas.
Estoy exultante. Gritos con mis compañeros, mi mujer corriendo a mi lado felicitándome, que subidón!!!
Van llegando el resto de miembros del club, donde se puede observar la dureza de la prueba. El cachondeo en meta se desborda.
Una vez han llegado todos, para mi sorpresa, nos llaman a Raquel y amí desde la organización, y nos hacen entrega de un regalo de parte de mis compañeros de club. Que grandes son, que emoción!!! No me esperaba nada, que sorpresa. Uno por uno se lo agradezco, y nos vamos a comer. Pero no se acaban las sorpresas, ya que mi señora esposa, delante de los presentes, me regala un Gps Garmin Edge 800. Mi cara es un poema. Estoy radiante de felicidad. Un día completísimo.
Tras el ágape, comienza a llover, y  corremos a recoger todo para ir a Sant Feliu, donde hacemos una breve parada en el 4 puertas a tomar la penúltima. Y luego, para casa a descansar de un día intenso.
Muchas gracias a todos. No olvidaré nunca este día. SPRINT BIKE!!!!!!