divendres, 10 de juny de 2016

Mi Primera crónica para mi primera triatlón

Como ex-nadador, aficionado a la btt y al cross (trail running como se llama ahora), siempre había querido  hacer una triatlón de montaña. Y hace 7 meses animado por Núria, nos apuntamos a la VIII Triathlon Trail Medes-Montgri, más tarde nos enteramos que Pablo también se había apuntado. Que bien, me acompañarán dos compis de Sprint Bike con experiencia en triatlones para este reto.
15 años sin nadar son muchos, así que no hay tiempo que perder, me apunte al polideportivo de Sant Joan Despi, me compro bañador, gorro y gafas y al agua pato…..que recuerdos ese olor a cloro.
7 meses que han pasado volando, repartiendo el poco tiempo que tenemos para entrenar, entre swim, bike, run.
Viernes 3 de Junio, esto ya está aquí. Toda la tarde para preparar la maleta y no dejarme nada, neopreno (gracias Pol por el préstamo), trimono, gafas nadar, gafas sol, gorro nadar, gorra correr, casco bici, bambas correr, bambas bici, calcetines, porta dorsal, dopping…. Uff cuantas cosas, que stress.
Mis peques también me acompañaran en este reto, que guay que hayan querido venir, están en plena época de exámenes. Pasamos a recoger a Núria y rumbo a les Illes Medes. El sábado llega Pablo con su chica, pasamos un día tranquilo, paseando, jugando a….Núria como se llamaba ese juego???? …por la tarde a recoger dorsales y la gran duda: neopreno sí o no???. El agua nos han dicho que estará a 16 grados, bastante fría pero me he probado el neopreno y no acabo de sentirme cómodo, además que me puede rozar en cuello y axilas. Al final Pablo y yo iremos sin y Núria con. 
Domingo 5 de Junio 6:15 de la mañana, suena el despertador, el ritual de cualquier cursa, un buen almuerzo, revisión del material, hormiguitas en la barriga…que ganas de empezar.
Llegamos a la zona de boxes, donde toca preparar todo el material, menos mal que tengo a Núria justo al lado y me va aconsejando. Todo listo, solo queda esperar la hora. Nos dirigimos a la zona de embarque ya que el tramo de nadar va desde las islas Medes a la costa ( 1.800 m ) y nos llevan en barco hasta la isla mayor. Una vez en el barco nos damos cuenta que somos los únicos que vamos sin neopreno, “Pablo nos vamos a congelar”, la habremos cagado???? Ya no hay vuelta atrás. Durante el trayecto en barco nos hacen el briefing donde nos explican que una vez el último salte del barco se dará la salida para que la gente no coja frio, “Pablo nos vamos a congelar”, decidimos saltar los últimos para no morir de frio esperando en el agua.
Saltamos al agua: DIOSSSS QUE FRIA!!!!
Suena la bocina y empezamos a nadar, pero no puedo, me falta el aire y el corazón a mil x hora, que me pasa??? No estaba nervioso, no lo entiendo. Vuelvo a probar pero es meter la cabeza dentro del agua y no aguanto ni un segundo, necesito aire. Decido nadar espalda para entrar en calor y poco a poco las pulsaciones van bajando y la sensación de falta de aire va desapareciendo, vuelvo a probar, ahora SIIIIIII. Cada vez me encuentro mejor, giramos en el espigón y encaramos hacia la playa, esto ya está hecho. Se me ha pasado rápido, me he encontrado muy bien. Pie al suelo y corremos hacia la zona de boxes, el reloj marca 36 minutos. Zapatillas, casco, gafas, guantes y mi KTM, me esperan 24 km +400m, al salir veo que entre Pablo …VAMOS!!!!!
Empezamos con un rampote seguida de una zona plana con muchas piedras que hace que la gente vaya poniendo pie a suelo, yo no me libro y también tengo que caminar, a la que puedo vuelvo a subirme y a pedalear se ha dicho, es un circuito con mucha piedra pero muy rápido. No paro de adelantar a gente y eso me hace venirme arriba pero….para, para!!!! que todavía queda correr. Así que ponemos un buen ritmo pero sin fliparnos. Y llegamos al rampote del principio, tramo bike acabado, se me ha hecho corto ;)

Esta transición me la tomo con calma, me como un plátano, me cambio de zapatillas y veo a mis peques que acaban de llegar, me acerco a darles un beso, que ilusión verlas. La semana pasada entrenando la transición de bici a correr lo pase muy mal, vamos a ver cómo va hoy. Me esperan 13 km +300m



Empezamos a correr, cuando salgo el reloj marca 2:05, los primeros metros son por el pueblo hasta que llega la primera subida, vamos a ver esas piernas, bien, bien… nada que ver con la semana pasada. Me comenta un corredor que son dos subidas bastante duras, que el resto es bastante llevadero. Y vaya dos subidas, la primera medio corriendo medio caminando. Una zona sin grandes complicaciones donde me cruzo con Núria que está a punto de acabar el tramo bici, VAMOS NÚRIAAAAA!!!!! A continuación viene una bajada infernal, madre mía que de piedras, casi no se puede correr, me voy a matar y encima me está empezando a doler la espalada (hace dos semanas casi me la parto y la tengo fastidiada). Llegamos a abajo… guauuuuu vaya calita “yo me quedo aquí” es tentador pero hay que seguir. Segunda subida imposible de correr, casi tenemos que escalar y a pleno sol uf que calor!!! que dura y larga se me está haciendo. Llego al avituallamiento y me tiro dos vasos de agua por encima y no se los que me bebo de aquarius, estaba seco. Volvemos a correr, la espalda cada vez me duele más y las piernas empiezas a pesar, ahora la cosa cambia, no paran de adelantarme, venga aguanta que solo deben quedar unos 4 km y ya no hay más subidas. Llegamos a la zona de piedras donde nos tuvimos que bajar de la bici, no queda nada, menos de 1 km,  la bajada al pueblo, pero casi no puedo ni correr, parezco Robocop, me duele la espalda y las piernas las tengo a punto de caramelo. Decido parar un momento y estirar la espalda…. a eso que oigo: DAVIDDDD, “ostras Pablo, qué bueno que viniste, jejeje”. 



Pablo baja el ritmo para que me enganche a él, bajamos el rampote y allí están mis peques animando y chillando, soy finisher de mi primera triatlón, besos, abrazos, que ilusión.





Al final he sufrido un poco pero me ha encantado la experiencia, estoy súper contento.  3:37 será el tiempo a batir el año que viene, porque volveré.
Una vez ha pasado la euforia veo que hay servicio de físio, allí que vamos a ver si me arreglan la espalda, de mientras Pablo se da un bañito.
Una cervecita y a esperar a Núria, que con la bici tiene que haber sufrido en la zona de piedras, pero ella es una SuperWoman.….”Papa, papa que viene Núria”   SIIIIIIIII ahí viene, siempre con su sonrisa. Los tres somos finishers y además Núria ha sido segunda, toma copa, ole, ole y ole tus h…..





Volveremos!!!!!!

David López

C.C.SPRINT BIKE

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada