dimecres, 3 de juliol de 2013

CRÓNICA PEDALS DE FOC NON STOP 2013 ORO



El Reto. Con esa palabra se podría resumir lo que ha supuesto para nosotros hacer la Pdf non Stop. 220 kms y 6200 m D+ , números importantes que tan solo hace 2 años era incapaz de plantearme. Tras terminar la Transcataluña 2012, había que buscar un reto superior, y se nos planteó la Pdf, algo que requería un mayor esfuerzo en nuestros entrenamientos. Muchos madrugones, muchos kilómetros, muchas horas fuera de casa, solo con un objetivo en la mente, ser finisher de la Pdf en Oro. Tal era la presión, que hasta nos lanzamos al entreno de carretera, algo impensable en unos montañeros como nosotros, pero que ha sido crucial en nuestra evolución hacia el reto.
La última semana fue muy tranquila, con paseos por el río Llobregat, y aprovechando el tiempo en casa para ir preparando todo lo necesario para el viaje y la marcha.

Llega el viernes, hemos quedado a las 15h para salir desde Sant Feliu hacia Vielha. Sergio Carbono, Manuel Blade, Marco el Presi y yo, Sergio Turbolover. Nos falta Roger alias Racing, que va con su mujer Dolores directamente. Me recoge el Presi, luego recogemos a Carbono, y nos vamos en busca de Blade. Cuando estamos los 4, me doy cuenta que el cierre QR15 de mi rueda delantera se ha quedado al lado de casa, diooosss!!! Por favor!!!! Que siga allí!!!! Llamo a Raquel, mi mujer, que baja rápidamente a ver si no ha desaparecido, y sí, estaba allí aún. Menos mal!!! Por una tontería así me he podido quedar sin aventura.
Tras recuperar el “palito”, nos vamos para Vielha!!! 

Durante el trayecto, recibimos la noticia de que Roger ya ha llegado, nos ha sacado una hora jejejeje. Estamos un poco espitosos, tanto, que nos cuesta hasta encontrar el hotel. Una vez alojados, y con Roger a nuestro lado, vamos a por el dorsal, y con el tiempo justo, una cervecita antes del breifing. Vuelta al hotel, cena y a terminar de prepararse. 

Comparto habitación con el presi, y después de hablarlo mucho con Manuel y Sergio, nos ponemos a cumplir una promesa, hacer la Pdf con bigote Hermida, en homenaje a su representación en los JJ.OO.

Todo listo, al sobre y a dormir, que las 3.30 llegan rápido.
3.30, suena Rock You All Around the World de Judas Priest en mi móvil, mi cuerpo se levanta, y en pocos minutos, Marco y yo estamos en el salón desayunando. Unos watsapp y ya estamos todos. De vuelta a la habitación, últimos retoques, cogemos la burra y para la salida. Ya solo me falta preparar el móvil para ir informando a todo el mundo de nuestros progresos por el facemeeting. No hace excesivo frío, eso me gusta, pero hay nervios, ya que desconocemos completamente la ruta, es nuestra primera vez, y ni tan siquiera la hemos hecho por etapas, lo que representa un hándicap extra.



Me concentro, y pienso en cual va a ser la táctica, ir en grupo o cada uno a su ritmo. No he tomado la decisión y ya estamos en marcha. Salimos en grupo, y me anima  pensar que iremos todos juntos.
El inicio es en subida, y nos va calentando las piernas, con algún repecho interesante. Son unos 6 kms de pista que desemboca en la carretera del túnel. De lo poco que sabemos, es que son unos 5 kms que pican hacia arriba y con una gran recta, que no ayuda psicológicamente. Pero extrañamente, no se me hace largo, e incluso me permito apretar un poco para ponerme a rueda de 3 bikers para que nos lleven un rato. Carbono y Marco se han descolgado, vaya!  no me lo esperaba. Roger, Manuel y yo seguimos, pasando por algunas pistas con bastante piedra y cruces de agua, que pronto nos mojamos los pies jejeje. Sin darme cuenta, y siguiendo la estela de un grupete, en un tramo de bajada me separo de ellos. Si las sensaciones subiendo eran buenas, noto que bajando también me encuentro fino.
Km 33, avituallamiento en Villaler, 7 en punto. Hemos pasado la parte más fácil de la Pdf, y el ritmo es  bueno. Un vaso de coca-cola, unos watsapp para informar y al lío otra vez. El tema de los mensajes me hace gracia, y decido que debo poner algo más de información que un simple “control n1”, y comienzo a fijarme más en los caminos.
Llega Coll de Seserres, de unos 6 kms con una media del 7´4%. Comienzo mi táctica escaladora, que consiste en comenzar las subidas tranquilo, y a medida que se acerca el final, y con las piernas más calientes, subir el ritmo. La táctica funciona perfectamente, corono Seserres, y a bajar por unos senderos chulísimos que me suben la adrenalina. Sin darme cuenta ya estoy afrontando el Coll de San Salvador, de unos 6´9 kms, 5´4 % y de asfalto. Repito táctica, que vuelve a funcionar genial. Controlo mucho las pulsaciones, moviéndome entre las 150 y 165, rango donde me encuentro cómodo. Llego al segundo punto de control, Gotarta, km 58,  primero donde debemos firmar y poner hora de paso. Son las 9 en punto, y sigo sorprendido por mi ritmo. Me recreo en el avituallamiento, y tras 10 minutos, decido continuar, justo cuando llegan Manuel y Roger. Manuel se viene conmigo, y Roger, que aprovecha para comer algo, nos pilla más adelante, mientras vaciamos el depósito jejejeje.
Sin darnos cuenta, entramos en la parte más importante y dura de la Pdf. En cerca de 60 kms subimos Peranera, Sas, Coll d´Oli y el Triador, casi ná.
Comienza Peranera y Sas, el primero de unos 8 kms con un 6´6 % de media, con un inicio de asfalto y luego una pista de graba. Desgraciadamente, Roger se descuelga pronto por problemas en la ruedina del cambio, que mala suerte. Queda mucho, y una avería así significa la retirada para muchos, pero no para Roger, todo un campeón.
Le comento a Manuel la táctica de ascenso, pero él me responde que viene con algunos calambres en los isquiotibiales desde San salvador. Intento tranquilizarle, ofreciéndole un ritmo suave, pero en la zona de graba se descuelga, y aunque en un descanso vuelve a pillarme, no tarda en volver a quedarse. Mala señal, queda mucho y tendrá que regular bien.

Parece que me quedo solo, cuando llego al pueblo de Sas tras un descenso rápido, y en un giro de izquierdas, de nuevo subida. Son unos 2 kms al 9´7% donde viene el primer amago de rampas. Lo consigo solucionar rápido, pero mientras lo hacía, soy atrapado por otro biker. Es su segunda edición, y me viene de perlas para seguirle hasta les Esglesies. Me fijo en su cultote, y pone en letras grandes “Alcampell”, joder!!!!  que casualidad, es el pueblo de nacimiento de mi madre. Con lo parlanchín que soy yo, no me puedo reprimir y se lo comento. Lo hablamos, y creo que hasta le ha hecho gracia. 
Llegamos a les Esglesies, son las 11 en punto, y ya llevamos casi 86 kms.  Tras una buena pausa, de casi 15 minutos, salgo para iniciar el Coll d´Oli., de 5´2 kms y 9´2%. Antes, hablando con el de Alcampell, echamos cuentas, y puede que lleguemos en 16 horas, algo que me parece fabuloso, y me sube la moral.
Tanto es el subidón, que la primera parte del Coll d´Oli la subo muy bien, cogiendo la rueda de un chico de la Vall d´Aran. Todo va bien, no hay síntomas de rampas, y veo que podría ir más rápido. No me chusco, y menos mal, porque al cabo de 2´5 kms, tras preguntar al chico cuanto quedaba,  y sufriendo los primeros calores del día,  recibo esta respuesta: “estamos en la mitad”, me hundo mentalmente. Pensaba que lo chungo estaba al bajar, y perdí la noción de la distancia, entrando en un bache que me costo superar.
Y más que me costó cuando vi que para coronar había que patear. Si mentalmente no iba fino, comienzan a salir pequeñas molestias que antes no había prestado atención. Una de ellas, fue durante un trozo de sendero en Seserres, donde por no arrollar a un biker, paré con un árbol, y aparte del corte en el dedo meñique derecho, noté como el gemelo derecho se subía. Como durante el pedaleo no notaba molestias, lo tenía olvidado. Fue al comenzar a patear de lo lindo donde se manifestó con toda su mala leche. Me costaba caminar, y si hasta ese momento me sentía orgulloso de mi saltapiedras, en ese momento parecía que pesase el doble. Madre mía, que sufrimiento. Pero no se queda ahí, estaba avisado de lo complicado que es bajar Coll d´Oli, pero no me lo imaginaba tanto. Prácticamente lo hice andando, pocos sitios ofrecían ciclar, y eran muy cortos. Nos juntamos un grupete de 8 bikers, donde solo yo era primerizo en ese descenso, y los comentarios eran poco alentadores; “esto está peor que nunca” “el año pasado se bajaba mejor” etc. Solo queda resignación, y esperar que acabe.
Comienzan a dolerme los tobillos, y estoy totalmente hundido mentalmente “cuando termina esto!!!!!!!!”. Llega el final, y sorprendentemente, la mayoría de mis acompañantes se quedan reposando en una cascada. Yo decido seguir, no debe quedar mucho para Espui y reponer fuerzas comiendo. Pero antes, debo afrontar unos kms de carretera, que se hacen eternos. Las buenas sensaciones del comienzo se han convertido en una pesadilla. Aún así, nadie me da alcance, y llego a Espui solo. Km 106 y la 1 del mediodía. Un plataco de macarrones, coca-cola, y una silla son el oasis en el desierto. Que bien me sienta comer, y viendo que recupero el ánimo, me zampo unos cuantos plátanos. Después de 20 minutos, decido comenzar el Triador, de casi 12 kms, una media del 8 % y 1000 m D+. En ese momento veo a Roger, joer que bien va para tener problemas mecánicos. Me comenta que mientras come, los mecánicos de bici Escapa le intentarán solucionar el problema, algo que más tarde supe que fue imposible.

Vamos a por el Triador. No decaigo en mi estrategia ascensora, y tras un inicio tranquilo, voy cogiendo un ritmo más alegre. La ascensión es impresionante, no deja indiferente a nadie. Para mantener mi mente ocupada, me pongo como objetivo mantener las distancias con los bikers que vienen por detrás. Es increíble como vuelven las buenas sensaciones, y zas!  cometo un buen error. Decido apretar un poco más para perder de vista a mis perseguidores, con la consecuencia de que a falta de 4 kms de coronar, vuelven los amagos de rampas. Tras pelear con ellos, decido bajar para estirar y no quedarme enrampado. Consecuencia, soy adelantado y peor aún, las buenas sensaciones se esfuman. Mi carácter competitivo me dice que suba a la bici, y aunque sea a molinillo (algo que prácticamente no había usado aún) tire para arriba. Chino chano voy subiendo, y alcanzo la cola de los bikers a los que quería darles matarile y salió rana. Y cascando con ellos llego a la cima, buah, que satisfacción. Son las 14:50  llevo 118 kms, y más de la mitad del desnivel, aproximadamente unos 4300m. Quedan 100 kms y unos 2000m, entramos en la parte épica de la prueba.

Comienza un tramo de unos 18 kms de falso llano. Junto a mí, vienen uno de los chicos que ha subido el final del Triador, Jose Carlos de Euskadi, el chico de Alcampell, que ha llegado unos minutos después a la cima del Triador, y 2 bikers más. Pronto me doy cuenta  que no puedo seguir sus ritmos, y Jose carlos y yo nos quedamos solos. Él va mejor en las subidas, y yo mejor en las bajadas, y hacemos piña para ir juntos. Durante esta parte de la marcha, sufro de constantes amagos de rampas, y los dolores de tobillo se intensifican, mientras que el dolor de gemelo ha pasado a la historia. Pasamos por el Coll de la Portella, punto más alto de la Pdf, y seguimos hacia el Coll de la Creu de l´Eixol, cruzando neveros, pasando entre vacas, y silbando a los caballos. Los tramos de bajada me dan aire. Cerca de comenzar el descenso a Espot, ya soy consciente de que mi cuerpo no trabaja igual. Estoy bajo el sol, pero tengo frío, y paro a ponerme el paravientos y los manguitos. Entro en calor, pero puedo observar que mis pulsaciones ya no suben como antes, y en los pequeños repechos no soy capaz de pasar de las 140. No lo entiendo, pero prefiero no obsesionarme, y seguir fiándome de las sensaciones de las piernas.
Llego a Espot, no sin antes haberme equivocado unas 3 veces con el track. Que difícil es guiarse bajando, y más cuando la pista es rápida, donde es posible ponerse a más de 60 km/h. Son las 16:35 y llevo 150 kms. Estallo de alegría, contenida exteriormente, pero grandiosa interiormente. Voy muy bien, y decido recrearme en ese avituallamiento. Como de todo, bebo a piñón, y preparo los últimos geles para lo que queda, unos 70 kms y 1500m, parece hasta fácil.
En Espot veo a Dolores, que me informa del buen progreso de Roger, debe estar a unos 30 minutos. Gracias a los watsapp, también me informo que Marco y Sergio están a una hora, y Manuel perdido entre ellos y Roger.


Tras 20 minutos de reposo, me decido continuar. Jose Carlos va por delante, pero me ha informado que le daré alcance rápido, en un tramo técnico llamado del Calvario. Y cierto, allí volvemos a juntarnos. El parón me ha sentado bien, los tobillos no me duelen mucho pedaleando, y los amagos de rampas son cada vez menos. El objetivo es llegar al siguiente punto de control, y allí tomar mis últimos geles para afrontar la subida a Pla de Beret con garantías. Hay que llegar al km 176, concretamente a Alós d´Isil, pero hay casi 10 kms finales de carretera, donde Jose Carlos tira de mi hasta que no puedo. Estoy muy cansado, y no puedo apretar mucho. Pero llego, y son las 18:35. El objetivo de las 16 horas ha desaparecido, vuelvo a pensar en el primer y más importante objetivo, llegar.

Le digo a Jose Carlos  que tire, que no es posible que siga su ritmo y viene una zona perfecta para él. Salgo unos minutos después,  pensando en llegar a Pla de Beret después de las 21 h, y  no tener que hacer los últimos senderos, no me siento con fuerzas. Con mis últimos geles en el estómago y habiendo vaciado el deposito, comienzo los últimos 26 kms de subida, donde poco a poco recupero las buenas sensaciones en las piernas.
Anteriormente había dicho que estaba en la parte épica, no? pues no se si lo fue para muchos, pero para mi sí. Todos esos kms solo por la montaña, dan para pensar en muchas cosas, y sobre todo, para emocionarse. Hasta 3 veces estuve con los ojos llorosos pensando en la llegada, en mi mujer, en mis amigos y compañeros, hasta el recuerdo de mi padre, que ya no está con nosotros, paso por mi cabeza. Las piernas van solas, y mi mente se distrae con cualquier cosa. Los paisajes son la ostia. No miro para nada el cuenta, hasta que necesito tener algo de información, es casi desesperante estar ahí solo, sin divisar a nadie. Lo observo, y ya llevo 14 kms de los 26, ni bien ni mal. Es cuando recuerdo que Montgarri está antes, y puede que queden unos 6 kms.
Y si, estaba en lo cierto, llego a Montgarri con 194 kms. Son las 20 h. Tengo tan buenas sensaciones, que tras un plátano y un vaso de agua, decido no parar mucho y seguir. Quedan 6 kms y unos 300m para cumplir la parte más difícil. Ni que decir que aquí ya había alguna pendiente más pronunciada, pero era listo, y antes de perder mis piernas, ponía molinillo, subía, y luego otra vez a plato mediano. Cruzo un par de rieras, que me mojan bastante los pies, vaya tela! a esas horas!, pero no sabía lo que me esperaba.

Llego a Pla de Beret, son menos de las 9, y me digo: que narices, hay que hacer el track como se debe, por sus senderos.  2 bikers están esperando en las pistas, están sin gps, y se vienen conmigo. Aunque eso de que vienen conmigo son palabras mayores. Dioooosss como bajan, ya no soy capaz de bajar igual, y quedando tan poco, no quiero correr riesgos. En los cruces se van esperando para que les indique por donde ir. Y a eso, bajamos por un camino de piedra, que lo que parecía realmente era un río. Todo era agua, y si no era agua, era barro. Que manera de pringarse! Tengo que poner pie a tierra varias veces dentro del agua y del barro, lo que hace que vuelvan los dolores. Creo que se han acabado mis energías.
Sin darme cuenta, y en un estado un poco ido, llego a Unha (creo), donde firmo en un control sorpresa. Son las 21 h en punto. Queda poco más de 10 kms. Nos informan que falta un sendero y luego carretera hasta Vielha. No soy capaz de seguir a esos 2 bikers, y hago el último trayecto solo. Es tal mi agotamiento, que no soy capaz de guardar las gafas en el bolsillo del maillot, y tengo que parar para hacerlo. Al volver a arrancar, no hay nada de fuerzas, y dejo que la bici vaya cayendo sola. Cartel de 6 kms, de 5 kms, de 4 kms, de 3 kms, de 2 kms, que llego, unos giros por aquí, otros por allá, un pequeño error en un giro, vuelvo al camino y llego a la meta. La mujer de Roger me divisa, y me comenta que me ponga guapo para la foto, creo que lo consigo.

SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
SOY FINISHER CATEGORÍA ORO DE LA PDF NON STOP ULTRAMARATON



Pep me recibe y me da la enhorabuena, creo que suelto alguna tontería, no controlo mi mente, y comienzo a temblar de frío. Me saluda Dolores, a la que informo que me voy al Hotel, necesito una ducha caliente. Por el camino hablo con Peque, que grande amigo, y luego llamo a Raquel. Tan solo descuelga la llamada, rompo a llorar, no puedo parar. La gente me mira por la calle, pero no puedo parar de llorar, lágrimas de alegría.
Lavo la bici, subo a la habitación, y en la ducha observo que tengo los tobillos destrozados, colorados como un tomate, y un pinchazo en la rodilla izquierda que me hace cojear. Intento no perder mucho tiempo, para ir a recibir a los otros cracks. Llegando a la meta, veo a Roger que ya ha llegado. Este hombre está hecho de una pasta especial. Mientras él se va a asearse, me quedo esperando, y pronto llegan Marco y Sergio. Os podéis imaginar cuales eran mis gritos: “SPRINT BIKE!!!!” Vamos soltando tensión en forma de alegría, y es cuando Manuel nos llama, destrozado y perdido. Tras unos consejos, encuentra el camino, y llega a meta. Los 5 somos finishers!!!!!

Una buena ducha, y una mejor cena nos pone las pilas para celebrarlo tomando unos cubatas. Dicho y hecho. Y luego a planchar oreja, que son las 2:30, con 218 kms y 6200m D+ en las piernas, y 23 horas despierto.


No quiero acabar esta mega crónica, sin dar las gracias a todos los que estuvieron dando el callo en la organización, no tengo ninguna pega, más bien todo lo contrario, estuvieron fantásticos. También felicitar a todos los que se lanzaron en esta aventura, en oro o en plata, la acabaran o no. El hecho de ponerse en la salida dice mucho. Como comentó un buen amigo, esto es el infierno en el paraíso.
Y por último, a todos los que nos animasteis, ya sea por watsapp, facebook o foros. Saber que había tanta gente pendiente de nosotros me enorgullece, y me emociona. Para todos vosotros, unas lágrimas de felicidad. Muchas gracias

7 comentaris:

  1. Muchas felicidades campeón! y un placer pedalear junto a vosotros y una emoción enorme reunirnos todos en la llegada con el reto conseguido. Hay cosas que no tienen precio y esa es una de ellas.

    Vivimos una experiencia dura, pero a la vez muy gratificante, superar un reto de este calibre, que ahora hasta parece fácil, no está al alcance de tantos. Tu demostraste que tienes la cabeza en su sitio y las piernas aún en mejor lugar. Ahora a pensar en el siguiente reto!

    ResponElimina
  2. Uff!!! Con estas crónicas es imposible no emocionarse.
    Turbo, nada que decirte que no sepas ya. Eres uno de nuestros grandes y te queremos por ello.
    Vuestro ejemplo nos motiva a alcanzar nuestros retos,, que quizas para muchos son pequeños, pero para mi seran un sueño el cumplirlos, y eso se logrará gracias a vosotros.
    UN ABRAZO, AMIGO MIO.

    ResponElimina
  3. Grande Turbolover, GRANDE!!!

    Cinco amigos terminando la PDF Non Stop a la primera!!! Y vaya pedazo crónicas... Que envidia dais chavales!!! Enhorabuena y Felicidades a los cinco.

    Nos vemos mas pronto que tarde en alguna otra locura, fijo.

    Un abrazo desde Euskadi,

    JC

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jose Carlos!!! este año me voy al Soplao, más cerca de tu tierra.

      Elimina
    2. Pues entonces nos vemos en un mes colega!!! (aunque con mucha suerte, porque el Soplao no es la PDF, está un pelín masificado...)

      Elimina
  4. Hola Turbolover,
    Soy "el chico de Alcampell"
    ¡Qué alegría encontrarme tu crónica! Me has hecho revivir toda la pdf.
    Lástima de tus calambres. Íbamos en tiempo para las 16 horas y hubo que apretar para conseguirlo.
    El año que viene a por ello.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Eih Chema, un placer rodar contigo. Este año no creo que vaya, pero queda pendiente bajar esas 16 horas.
      Un saludo crack

      Elimina