dimecres, 6 d’abril de 2016

8ª Lluçanes Ferestec, por Sergio Cervera

Este domingo comencé por fin a "competir". Tocaba la segunda prueba del Open Gran Fons, primera para mi de las 9 que tengo previsto hacer. Nos desplazamos a Prats de Lluçanes a disfrutar de esta cursa, desconocida por mi, pero de la que me habían hablado muy bien.
El día amanece fresco, pero sin amenazas de lluvias, menos mal, ya que el trazado consta de muchos senderos, y complicaría mucho la situación.
Como primera pedalada a la que voy este año, no sé aun que ritmo tengo, así que estoy algo nervioso. Son 73 kms y 1800m. No son grandes números, pero desconocemos el terreno.
La salida es muy limpia, todos salimos rápidos, y tras dejar el asfalto, no se produce ningún atasco, fabuloso. De inicio salgo fuerte, siguiendo el ritmo que se impone por la mayoría. No hay grandes subidas, y empezamos a bajar senderos muy rápidos, con algún tramo algo más técnico, pero ciclables todos. Tras 15 kms, decido bajar un poco el ritmo, algo masa alto del que he estado entrenando, y el objetivo es acabar. Me regulo subiendo, donde más noto la falta de chispa. Hasta el km 35 la cosa tiende mas a bajar que a subir, haciendo solamente 600m positivos de los 1800. Eso me dice que habrá que tener cuidado, que luego subiremos sin parar.





Tras pasar la primera mitad disfrutando de mogollón de senderos, comienza la parte más pistera, con sus respectivos senderos fabulosos. En el km 40 me encuentro genial, parece que los entrenos han sido buenos, y reservar algo del 15 al 30 ha sido buena idea.
Voy subiendo muy bien todo lo que me voy encontrando, sabiendo que sobre el km 59 viene el premio, una subida larga hasta un castillo,pero que será casi la última subida. La hago muy bien, y al comenzar la bajada, en el km 64, en un sendero técnico, zas! me empotro contra un árbol, con la mala suerte que el pie izquierdo con la inercia se mete entre los radios de la rueda delantera. En una pose complicada, necesito la ayuda de otro chico para conseguir sacar el pie, pero con tanto trajín, noto un pinchazo en el gemelo, y comienza un calvario.
Quedan 10 kms, pero no puedo apretar, solo buscar cadencia, pero me encuentro con algún repechón cabroncete. Con más pena que gloria consigo llegar a meta, con un tiempo más que aceptable, 4h40, pero no puedo andar. Con la llegada de mis compañeros, que lo hicieron también genial, y tras una buena dosis de birras y risas, nos vamos para casa.
Tras 2 días, sigo cojeando, veremos el siguiente domingo en la Girona Mtb.
Eso sí, una pedalada super recomendable, donde vi un gran nivel en general de los 400 y pico participantes, aunque solo acabaron 287. Apuntarla en la agenda chic@s

3 comentaris:

  1. Estás hecho un auténtico crack; eres incombustible; y la crónica, genial; un fuerte abrazo

    ResponElimina
  2. Enhorabuena crack, por la crónica y por supuesto por la cursa, es la primera y la haces así? pues imagina las que vienen con la temporada mas avanzada. Felicidades!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponElimina
  3. Muy buena crónica campeón y felicidades por la cursa a pesar del golpe sufrido. Estas a principio de temporada y ya sabes que esto no es como se empieza si no como se acaba, paciencia y ya cojeras tu gran forma que no tardara en llegar.

    ResponElimina